miércoles, 5 de agosto de 2015

¿Por qué algunas personas flotan y otras no?

Acabo de ir al bautizo de mi sobrino; en la fiesta había alberca para que quien quisiera mitigara el calor con un buen chapuzón. Por supuesto que no me metí al agua nada más llegando a la pachanga, para nada... esperé a que casi terminase y así poder nadar un rato muy a gusto. La cuestión es que no se nadar, nunca aprendí realmente; otro de mis sobrinos fue quien me enseñó ese día cómo hacerlo y jugamos un rato competencias. Mi hija también sabe nadar; ella fue a clases y según dice, si no practica constantemente piensa que se le olvidará la manera en la que flota. Entonces, ¿por qué para algunas personas les resulta sencillo flotar y para otras (como en mi caso) no pueden?

Vamos a la parte aburrida, siempre es bueno recurrir a la enciclopedia para darnos una idea de la ciencia envuelta en cualquier duda. El principio de Arquímedes dice así en la Wikipedia:  «Un cuerpo total o parcialmente sumergido en un fluido en reposo, recibe un empuje de abajo hacia arriba igual al peso del volumen del fluido que desaloja»

El elemento determinante para que dicho empuje venza a la fuerza de gravedad es la densidad: si la del objeto es menor que la del líquido, flotará. Por eso lo hace la madera, pero no el plomo. Como en el caso del agua y el ser humano están prácticamente empatados, la capacidad para sostenernos en la superficie acuática dependerá de pequeños detalles.

En primer lugar, hay diferencias de sexo. Por término general, los hombres acumulan menos grasa y eso limita su potencial de flotabilidad. Por el mismo motivo, o sea, la escasa presencia de lípidos, los niños y los adolescentes tendrían más problemas para no hundirse.

Y quizá esto también sirva para explicar, en parte, por qué hay tan pocos nadadores de piel negra (que difícil es escribir esto sin sonar racista, pero créanme, no lo soy, que quede claro), cuya constitución presenta más volumen óseo y muscular que la de los de piel "blanca".

Por último, también hay que tener en cuenta el factor psicológico: una persona que no sabe nadar y se pone nerviosa, puede acabar tragando agua y hundiéndose debido a sus movimientos descontrolados.

El caso es que por eso es que evito ir a pescar, el calor es demasiado como para llevar chaleco salvavidas y como no se nadar, pues evito en lo posible tal actividad. 

¿Y tu sabes flotar?

¿Por qué algunas personas flotan y otras no?

1 comentario:

  1. Aprendí a nadar hace algunos años y aún duda me encantaba la sensación de nadar pero por flojera y demás lo dejé. En fin, a día de hoy no soy asiduo de las albercas pero las pocas veces que he estado dentro de una noté que había "olvidado" las diferentes técnicas de nado salvo flotar, flotar es lo que más me encanta de las albercas, esa sensación de vacío y de paz. En pocas palabras sí sé flotar 😀

    ResponderEliminar