viernes, 30 de octubre de 2015

Me caga, me defeca, me zurra, me laxan los videos sobre golpes

Parafraseando al comediante Franco Escamilla: "Me caga, me defeca, me zurra, me laxan" los videos dizque chistosos en donde los protagonistas se dan un madrazo, ya sea patinando, en bicicleta, de una escalera, bailando... como sea, no lo soporto, no lo entiendo, no me causa gracia ver como alguien más sufre un golpe. Las cadenas de televisión abierta transmiten cada tanto un programa con tal temática; Televisión Azteca ya había quitado ¡Ay Caramba!, pero la presión de la barra nocturna de Televisa en Canal 5 los obligó a colocarla de nuevo al aire. 

Bueno caray... ¿Acaso Laura G? no está preparada para algo mejor que presentar chingadazos? En fin, lo bueno del siglo XXI, es que hay muchos más sitios para entetenerse... Youtube, Netflix y sobre todo... el Mundo Real. 

Siendo sinceros, está muy cabrón apagar la televisión, con su cálida luz fulgurante (no se que significa fulgurante), con su sonido de fondo compañía de muchos. Por lo tanto, si no puedo con el enemigo, entonces le cambiaré de canal. No sin antes tomar nota de quienes son los patrocinadores de tales atrocidades (léase pendejadas) [¿por qué el corrector me marca "léase" como incorrecta?]

Y no es tanto el golpe lo que nos atrae al morbo, es la tensión de saber que algo pasará. Nacho Vigalondo en su cortometraje "Una lección de cine" no los demuestra sin más... en ese video (el cual puedes encontrar en Youtube) nos explica que lo que nos ancla a la televisión es lo que pasarará... no el final, no el golpe, no el resultado, sino lo que esperamos ver mientras sucede el desenlace (a la vaca no le pasa nada pues, pero te recomiendo que veas el video hasta el final). 

Habiendo tantas cosas bonitas en el mundo, los medios masivos apelan aún a la vieja formula de mostrar sólo lo feo. En Walk of Shame (La peor noche de mi vida en Hispanoamérica) Elizabeth Banks como reportera se da cuenta de que ella sólo presenta el lado feo de la vida, mientras su pareja en la película, James Marsden, siendo artista le busca el lado agradable a la vida. ¿Tiene la culpa el periodismo? No, para nada... pero el producto que nos venden como noticia es en realidad asqueroso, la comedia es realmente estúpida y el entretenimiento de los Realitys no tiene nada de real. 

Bueno, ya estoy mezclando demasiado. Mejor aquí les dejo un video de papás que salvan el día, nadie sale lastimado... y la tensión es lo divertido de la compilación... Spoiler Alert! Nadie sale lastimado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada