miércoles, 24 de febrero de 2016

Rapsodia a la Bandera Nacional Mexicana

A mi si me gustó la versión cumbia del toque a la bandera. No es ilegal, porque no es un símbolo patrio, como lo es el Himno o la bandera misma. Lo curioso es ver la manera en la cual las personas se ofenden por ello. En una aldea globalizada es muy difícil sostener la idea de patria, e incluso es muy sencillo confundirla con nacionalismo.

¿Recuerdan ese mito de que el Himno Nacional Mexicano es el segundo más bonito, tan sólo por detrás de la La Marsellesa, el himno nacional francés? Pues bien, jamás en ningún lugar se dio semejante concurso para definir cuál es el mejor. ¿Por qué ser el segundo? Si a ti si te gusta puede ser para ti el primero.

También el Himno Nacional Norteamericano suena muy bien; me deleita escuchar los himnos cuando alguien de algún otro país gana en las Olimpiadas.

Si, en la ley dice que los símbolos patrios no podemos alterarlos. En su momento se le ocurrió hacerlo a Pérez Prado y lo exiliaron un rato, pero también es cierto que las autoridades ya la traían contra él y encontraron la excusa perfecta cuando se le achacó convertir el sagrado himno nacional mexicano en mambo.

¿No sienten como que nuestro himno está desfasado? Me explico, queremos paz, vivir en tranquilidad y armonía... nuestro himno nos llama al Grito de Guerra... Claro que para el momento histórico en el cual fue creado era necesario unir en un solo canto a todos los que deseaban una patria. Pero... como dije, en ésta aldea globalizada con muchachos autdenominandos Otakus, conocedores de personajes de Marvel.... Seguidores de Yo soy Germán... ávidos consumidores de Xbox... Apple... de la SEñorita Laura.... Harry Potter... Star Wars... 50 Sombras de Grey... Pizza... del Barcelona... atentos al cambio de dólar... Si quiere Raegueton dale... sin olvidar la del Taxi.

Caray, ser mexicano es más difícil que ser ciudadano de la Tierra.

No tengo idea del Nahuatl, but I do speak English. No como tacos de huitlacoche, pero si hamburguesas. No escucho a los Panchos, pero si a la Sinfónica de Lóndres. No veo seguido a Pedro Infante, pero si a Audrey Tautou. No me gusta para nada las propuestas de Donald Trump, pero las conozco. Soy mexicano tanto como los de Tijuana, los de Colima o los de Zacatecas.

¿Acaso no se emocionan por ver el Superbowl... los Oscar... los Grammys o Miss Universo?
Cuando estoy en un evento en donde se hacen honores a los símbolos patrios me gusta saludar correctamente, canto a gritos el himno y con más enjundia entono el himno a Tamaulipas. De hecho puedo notar que algunos quienes no lo hacen, al ver mi entusiasmo se unen a la celebración. Si, en la Leona Vicario me enseñaron a respetar a mi nación y a nuestros símbolos.

Pero el toque a la bandera no es uno de ellos, así que... Let it be.

P.D.

Si el hecho de escuchar el toque a la bandera en ritmo sabroso te ofende... quizás tu patriotismo no es muy fuerte que digamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada