martes, 15 de marzo de 2016

¿Por qué se llaman “memes”… a los memes? (Y en qué consiste su éxito)

El término se acuño hace 40 años

Provienen de memética, la cual estudia cómo la información se esparce por la sociedad, siendo los mensajes más fuertes los que sobreviven, a: igual que los genes en la teoría de Darwin.
Solo se requiere escribir "Memes Peña Nieto" en la sección de imágenes del buscador más popular de internet para obtener 500 resultados distintos del actual presidente de México antes de presionar por "Más resultados". Una cascada similar, quizá no tan voluminosa, arrojarán las búsquedas de la Rana René, Chabelo, Grumpy Cat o temas coyunturales como el error de Steve Harvey al anunciar a la ganadora del concurso Miss Universo. No hay límites ni temas omitidos en la generación de viñetas humorísticas, incluso Jesucristo cuenta con su propia fanpage de memes en Facebook.

El lenguaje es un virus

La analogía con la genética también se extiende la idea de la mutación. Al igual que los genes m ocasiones se copian de forma incorrecta, causando saltos evolutivos inesperados, lo mismo pasa con los memes.

El Gen Egoísta de Dawkins se publicó en 1976, pero existen teorías similares aún más antiguas; investigador estadounidense Ted Cloak publicó ensayos comparando la propagación de la cultura con la evolución, mientras que William S. Burroughs señaló en su novela El Boleto que explotó (1962) que el lenguaje es un virus que salta de un huésped a otro; sin embargo, no sería sino hasta la década de los 90 que la memética se estableció como un estudio con cierta validez conceptual gracias a la publicación de Virus de la Mente (1991) del mismo Dawkins.

Hoy en día, los principios de la memética se aplican a una amplia gama de disciplinas, tales como las relaciones públicas a través de la técnica de marketing viral para promover ideas o en las ciencias políticas.

¿En qué consiste el éxito de un meme?

Investigadores utilizan las redes sociales para descubrir ¿por qué unos memes resultan más efectivos que otros? Un estudio conducido por climatememe.org reveló que el concepto de "calentamiento global" no genera memes efectivos porque genera emociones negativas. Michele Coscia, postdoctorado en el Centro Harvard para desarrollo internacional, señaló que si un meme es "muy similar a los que ya están circulando en la red, no será muy exitoso, aunque las disimilitudes no garantizan el éxito. No existe una poción mágica que te diga que un meme será exitoso o no". Eytan Adar, profesor de información y ciencias computacionales, apoya la tesis de Coscia: "Existe cierta presión e incentivos en las redes sociales para demostrar que conoces o dijiste algo antes que nadie. Los memes similares a algo previamente dicho probablemente sean tratados como 'viejos"".

Un término secuestrado

El secuestro del término 'meme" para describir un tipo muy específico de contenido en línea ha generado la comezón de algunos expertos en ese campo ahora polémico. "Puede resultar molesto que la mayoría de la gente utiliza la palabra 'meme' para referirse únicamente a los que se vuelven virales en internet", dice Blackmore, "cuando en realidad se refiere a toda la información copiada por la gente, libros, computadoras y teléfonos".

Aunque el biólogo Richard Dawkins coincide en que el término 'meme" se ha oscurecido, pero argumenta que el espíritu de la teoría inicial permanece intacto. En una entrevista para wired.co.uk describió a un meme exitoso como "cualquier cosa que se vuelve viral".

Incluso en su obra utilizó la metáfora del virus: "cuando alguien señala que algo se ha vuelto viral en internet, eso es exactamente en lo que consiste un meme. La palabra 'meme' simplemente ha sido adjudicada por las comunidades online para describir un tipo de contenido en particular que se vuelve viral (generalmente una imagen con una leyenda escrita)'".

Blackmore señala que subir memes a la red muestra con una claridad antes inaccesible cómo se propagan las ideas, "el internet revela un acendrado aspecto de la humanidad, la fiera competencia entre memes por ser seleccionados, almacenados y distribuidos de nuevo".

Memes como genes

El empoderamiento de las redes sociales en la última década ha proporcionado un entorno ideal donde los memes pueden prosperar; sin embargo, el término fue acuñado hace 40 años por el biólogo evolucionista Richard Dawkins en su libro El Gen Egoísta. Esta obra generó un nuevo campo de investigación denominado 'memética', la cual consiste en compararla manera en que las ideas se expanden en la sociedad con la teoría de la evolución de Charles Darwin. En la misma forma en que las entidades biológicas se constituyen por genes, el contenido mental se expande a través de unidades de información llamadas "memes'. Según Dawkins estos memes son copiados de una persona a otra, siendo el más poderoso o el más útil el que sobrevive, mientras el resto se diluye. De esta forma se puede explicar el éxito de cualquier pensamiento o idea (incluso propaganda política) con cualquier grado de complejidad (de la misma forma en que los genomas están constituidos por genes). "Al mismo tiempo que la competencia entre genes condujo a la evolución de todo el mundo biológico, la competencia entre memes conduce a la evolución de la cultura", señaló el Dr. Susan Blackmore, quien escribió La Máquina de Memes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada