viernes, 27 de mayo de 2016

8 días sin comer carne

Si, hace 8 días comencé el reto de no comer carne... he aquí hasta hoy lo que puedo decir al respecto.

Ahora entiendo que decir que estás en un reto provoca que los demás quieran, a como de lugar, de que rompas la nueva rutina. Lo mismo que sucedió con el reto de no tomar Coca Cola el año pasado, no falta quien te invite a no hacer lo que te has propuesto. También es cierto que hay gente quien bien te quiere te ayudará; por lo tanto, hay que decirle a todo el mundo en lo que te has metido, de ese modo será más fácil recibir apoyo.

¿Cómo me he sentido? Pues verán, duermo casi de inmediato al acostarme, despierto poco antes de que suene la alarma y no padezco de la pesadez que dice "cinco minutos más", a ratos me duele la cabeza, pero con un vaso de agua se me pasa. No siento que haya bajado nada, en lo absoluto, de peso. La ropa la siento igual; se que es demasiado pronto, pero esperaba un pequeño milagro.Ya se me ha pasado la ansiedad de la carne, pero sigo con la ansiedad de comer, a veces parece que me atragantaré, se debe a que cerca de la oficina no hay nada ni remotamente saludable para ingerir, entonces tengo que esperar hasta salir para devorar alguna fruta o verdura, por lo cual tengo un apetito feroz. La comida me sabe más, es decir, mi paladar recibe los sabores con más intensidad, aunque quizás sean tan sólo ilusiones mías.

¡UF!

Una semana, una semana en la cual he pasado de la simple lechuga con gotas de limón y sal, a preparar una torta con frijoles, aguacate, cilantro, salsa verde, pepinos y rábanos... una delicia. Me he suscrito a blogs y canales de Youtube para descubrir nuevas recetas, leer consejos y conservar el ánimo. No ha sido una semana muy difícil, pero a ratos complicada, el proceso de aprender se facilita gracias a Internet, pero con todo y lo que uno aprende en la red, se tiene uno que preparar con lo que puede encontrar a mano... ya estoy hablando en tercera persona... creo... tengo hambre... mucha.

La carne no fue lo único que dejé hace una semana... como dije, he evitado en lo posible el azúcar procesada. Hace dos días lo olvidé y me comí una pastilla Halls, de menta, la cual no se cuánta azúcar contenga. Había prometido también dejar de beber Coca Cola, pero también ese día lo olvidé e ingerí una light. Bueno, qué les puedo decir, no soy perfecto y el reto no es para volverse santo.

Tampoco he ido a correr, y créanme que lo necesito, pero por una o por otra o por otra razón no he podido... que hace mucho calor, que se descompuso el auto de mi esposa, que esto y que lo otro. En fin, espero poder hoy, por fin, ir a correr. Estoy tentado a instalar de nuevo la aplicación que mide la distancia y toma el tiempo durante el recorrido; en mi intento de tener una vida minimalista eliminé casi todas las aplicaciones de mi teléfono que considero no son necesarias. Quizás le de una oportunidad.

Agua, todo el tiempo busco agua... agua fresca, no me importa si está fría o si es de la llave, siempre tengo sed, y a cada rato estoy en un viaje constante todo pagado al baño. Lo cual me recuerda que mi sistema digestivo se está componiendo después de años y años de pensar que funcionaba de manera normal, nada más lejos de la verdad, es ahora cuando veo como se debe sentir una persona sana de la panza. A ratos quiero fruta, a ratos quiero verduras... lo que no se me antojan son las semillas, pero se que debo comerlas.

Nota... debo buscar en Google "Cruidivegana".. o algo así.


Una semana, ya toda una semanota... seguiremos informando.

Comida vegana


5 comentarios:

  1. ¿Puedo saber cuales son las razones que te han llevado a esto?. En lo personal considero, bueno para que te cuento sería debatir y debatir, empecemos por el por qué.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes que nada, gracias por leer el blog y muchas màs gracias por hacer la pregunta. Te cuento, hace unos dìas publique precisamente la razòn por la cual dejè de comer carne... resulta ser algo mundando, nada que justifique una causa superior, como la de proteger animales o por mandato de alguna divinidad. Es para apoyar a un amigo en su trance de dejar el alcohol... yo no como carne en apoyo a que èl deje de beber alcohol. La cuestiòn es que, para el resulta una experiencia traumàtica, mientras que para mi ha sido reveladora, si bien no placentera a ratos, la verdad es que al parecer hay muchos beneficios. No es mi tarea evangelizar para que adapten este ritmo de vida, sin embargo, veo que una vez concluìdo el reto lo seguirè de manera constante... por lo pronto, al terminar los 30 dìas de èste proceso, me comerè una hamburguesa con doble carne, guacamole, tocino y harto queso.

      Eliminar
    2. Que raro, esta cosa no me notificó tu respuesta. Bueno pues suerte, pensé que te integrabas a las filas del puritanos veganos.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Recuerdo allá por el 2010, cuando deje de coner carne. Joder, qué hambre pasaba. Tampoco adelgacé, ni falta que hacia.
    Ahora ya no paso hambre. Pero entonces recuerdo momentos muy complicados de estar muerta de hambre y solo haber carne para comer. Arf.

    Espero que fuese de ayuda para tu colega.

    ResponderEliminar