miércoles, 15 de junio de 2016

Si, bueno ya... ahí ta! #Retoblog día 12, 13, 14 y 15 de un jalón

Hay días en los cuales no puedo parar de escribir, hay otros días, como los anteriores, en los cuales no tengo el tiempo, no tengo ganas, no tengo ideas, o quizás tengo demasiados pretextos. La cuestión aquí es que no he cumplido mi compromiso de escribir una entrada diaria.... recuerdo la frase: Desde que se inventaron las excusas se acabaron los pendejos. No tengo ganas de escribir, así de simple... pero siento que debo hacerlo... es decir, si he escrito fuera del blog, a mano en mi diario, a máquina a ratitos, pero no en y para el blog. Así que... pongo en modo aleatorio mi música en Google Play, voy por un café, tomo mi lugar preferido para aplastarme en la sala de mi casa (políticamente diré que también es su casa), espero a que el café se enfríe un poco, mientas se carga el Windows 10 (porquería de sistema operativo, no se en dónde está nada y no es intuitivo ni práctico y... en fin ¿qué se le va a hacer? Todo sea por el progreso tecnológico)... el café ya está bueno... aunque la leche casi casi se pone agria. ¿Cómo llegó esta canción de José José? A mi nada más me gustan algunas, las cuales me chuto en el karaoke a grito pelón cuando las cheves ya comenzaron a quitarme la pena y me vuelvo 30% más cariñoso...  ¿la dejo? ¿la borro? Ya pasarón 30 segundos y no me hace click, la voy a eliminar. Uta, sigue una peor de quién sabe qué grupo pop. NEXT... una de los Ángeles Azules... no es de las más conocidas... ¿Cómo llegó ésta? ¡Ah! ya se... si la elimino desacompleto el álbum.... bueno, vamos a darle una oportunidad. No... mejor no... DELETE... sigue una de Timbiriche... Con todos menos conmigo.... esa está chida... no porque esté buena... sino porque me trae buenos y malos recuerdos... La nostalgia vende... más que el sexo... El Diego se la vuela en ésta rola... pero el Capetillo nomás no se cómo diablos le hizo para colarse en el grupo.

¡CON TODOS MENOS CONMIGOOOOOOOOOOOOOO!

Neta que nunca le entendí... ni le entiendo al propósito de la rola... pero como dije, está chida.  ¿En qué iba? ¡Uta no pinches mames! Sigue la rola de mi vieja y mía... Es de una película... les doy un premio si adivinan cuál es.... Es el tema de la canción de la primera vez que fuimos al cine juntos hace ya un chingo de kilos, digo, de años. Es una señal... Una señal de que debería estar haciendo otra cosa en vez de estar aquí escribiendoles. ¿Ustedes creen en las señales? Yo si... pero vayan a pensar que fue por algún hecho sobrenatural... para nada... comencé a creer en las mismas cuando vi la película de Salma Hayek y Mathew Perry (Chandler, el de Friends), no consulté la Wikipedia, así que si me equivoco se joden, de por si les estoy dedicando estas líneas. Pues si... las señales Alz... en la película manejan el desenlace como un efecto de las señales... me gusta la película.

Ahora está una e los Beatles... Love me do.... también soy Beatlero, neta, herencia de mi padre... incluso antes de la moda de los karaokes me ponía cantar en los bares en donde se presentaba alguno de los grupos de imitadores del cuarteto de Liverpool. Claro que me sale de la fregada, pero le hago la luchita. De hecho me salen mejor las de José José (¡jajajajajajaj! si como no).

Notan como hace algunos post también le dediqué el tema a la música... si hago un artículo de cuáles temas te sacan del apuro, de seguro la música estará en los top 5, sino es que es el Top one (uan, para los que no leen en Inglés). Ya tengo sueño, me echaré un capítulo más de The Naked Truth en Clarovideo, si, como adivinarán, se me terminó la cuenta de Netflix, ahí si les sobra una se los agradeceré si me la comparten, incluso les dejaré que me asignen el icono más feo de los que tiene y el nombre de usuario como Lacra o Parásito.

Nos leemos mañana. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada