lunes, 6 de junio de 2016

¿Tu jefe es tu amigo(a)? #Retoblog, día 6

Todos rendimos cuentas a alguien, todos
... todos. Dicho lo anterior, es de suponer empíricamente la existencia de tener un jefe quien tiene un jefe quien tiene otro jefe quien... la idea es esa. Antes de continuar, desechen de sus mentes las ideas sobre leer acerca de líderes, eso se trata de jefes... y de jefas.

Como no puedo hablar de experiencias no vividas, únicamente puedo llenar mi universo de concepciones acerca de jefes dependiendo exclusivamente en los momentos transcurridos en la convivencia de aquellos seres humanos quienes he alguna ocasión denominado:  mi jefe.

He tenido jefes borrachos, mujeriegos, enojones, corajudos, me vales madres, ratas, paranoicos, estúpidos, ignorantes, locos, neuróticos, esquizofrénicos, radicales, pendencieros, rebeldes, intransigentes, hipocondríacos, melómanos, misóginos, narcisistas, tecnócratas, pero sobre todo... burocráticos.

Un jefe no te ayuda, te jode; no te alienta, te regañ;, no te entiende, te limita; no te promueve, te sofoca; no te presume, te opaca; un jefe no es tu amigo, tu eres su achichincle.

Al jefe no se le quiere, se le desprecia, se le hace burla a sus espaldas, se le critica desde el cabello hasta la punta de los pies (creo eso ya se le había ocurrido a Arjona), al jefe se le oculta la.verdad porque no sabría que hacer con ella (eso se lo dijo Nicholson a Cruise), al jefe hay que hacerle la barba para salirnos con la nuestra, el jefe sabe menos, pero le pagan más porque es compadre de la persona adecuada y ha tenido sexo con los contactos necesarios para mantenerse el en puesto más de lo que el puesto lo podría soportar en caso de un análisis de ISO 9000.

Un buen jefe le vale madre tu tiempo de calidad, un buen jefe te llama a deshoras para hacer lo que al pendejo se le olvidó encargarte a las 13:30 Hrs. El jefe puede disponer de ti, pero tu no puedes disponer de él, para eso es el jefe.

El jefe tiene la necesidad de ser titulado Licenciado Fulano o Ingeniero Perengano, aunque no haya pasado ni siquiera el tercero de secundaria.

Los jefes no saben hacer lo que mandan hacer, mucho menos saben cuánto tiempo tarda en hacerse, de ser por ellos pedirian a las madres que hicieran a los bebés en 5 meses. Vamos, ustedes pueden, contamos con su profesionalismo.

Mi suegra me dio un consejo fenomenal: Si quieres que a tu jefe le vaya mal, basta con hacerle caso en todo... es decir, no le desees mal, solito, tarde o temprano, meterá las cuatro patas él solito.

Profético, se los juro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada