lunes, 12 de septiembre de 2016

Anacronismo mecanográfico

Me gusta escribir en la máquina mecánica, el rítmico golpeteo ayuda a concentrarse en el contenido sin la distracción de las redes sociales o la cantidad de batería restante; pero (siempre hay un pero), no es práctico cargar con sus varios kilos a todas partes. Quizás crean que soy un anacrónico, quizás tengan razón… aunque permítanme contarles antes que tengo además un teclado inalámbrico, escribo inalámbrico porque no se a ortografía cierta la forma correcta de escribir Blutú … El caso es que el condenado teclado casi nunca funciona y cuando lo hace, lo hace mal; por lo cual en vez de ayudarme a realizar la actividad que más me gusta (bueno, la segunda), de hecho me repulsa nada más el pensar la guerra que me dará utilizar el aparatejo. Además, he comprado baterías triple A y un cargador, aunado a lo que ya llevo encima, se va juntando el tilichiaje.

También he utilizado otros métodos de escritura… con un teclado regular y un conector OTG, por ejemplo; peor resulta… el tclado es aún más grande y únicamente funcionó bien una ocasión. Ahora que he usado el teclado que venía de regalo con una tablet china… Si funciona, pero las teclas no incluyen la Ñ, aunque lo he configurado al Español, sigo teniendo problemas para aprender en dónde están los signos tan útiles… como se conecta en el mismo lugar que el cargador, mientras escribo se utiliza la batería, en caso de salir parto con menos de la media carga… si, por supuesto que tengo un cargador externo, pero para el caso resulta que ya llevo encima más aparatos que batman en su cinturón.

De los males el menor…

La combinación ideal es un teclado blutú que si funcione, una batería recargable y ya… Chanfle ¿En dónde podré encontrar uno bueno, bonito y barato?

P.D.

… de preferencia plegable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada