viernes, 16 de septiembre de 2016

Viaje a las estrellas, una nueva esperanza

Ayer por la noche, en la última función del día programada para Star Trek - Sin límites, fuímos la Dueña de mis quincenas y yo… habíamos quedado temprano de dejar a nuestros hijos bien cenados para irnos solitos a disfrutar de la película. Aguante la impaciencia todo el día; diez minutos antes de comenzar el espectáculo comprabamos los boletos para una función vacía hasta ese instante. Nos gusta elegir los asientos de en medio de la sala… es, a mi parecer, el sitio ideal. That’s my spot… No podía pedir más… en inglés con subtítulos, en 3D, la sala vacía y mi media toronja.

A quienes les haya sucedido ser los pocos o únicos en el cine, sabrán que los anuncios comerciales duran hasta que llegue la suficiente cantidad de personas antes de declarar una pérdida por parte del cine. Asì que nos chutamos 20 minutos de anuncios comerciales genèricos (ya que no estamos en época electoral, con lo cual no sale Araiza en la pantalla); cada que vamos al cine aparece una promoción hacia las películas de Omar Chaparro… mi pensar es que si algo se promociona demasiado quiere decir que no sirve. Más comerciales, avances de películas chafa… más.. más.

Por fin llegan otros espectadores, no muchos… pero pues ya hacemos bola, regados por aquí y por allá, apenas se junta una quincena de cabecitas claroscuras. ¡CÁCARO! ¡Apaga las luces y que comience la función!

5 minutos después....

Por fin… por fin aparece la primera escena de Viaje a las Estrellas, ya hasta se me había olvidado cuál película fui a ver… ejem, fuímos a ver. Comedia… una película de Viaje a las Estrellas que inicia con comedia… tan típico de Simon Pegg, quien por cierto es mi actor favorito, desbancando a Tom Hanks, desastrozo papel el que hizo en Un holograma para el Rey… nada más vi esa cinta poruqe salía Tom Hanks… la única referencia que tenía de la historia fue la portada del libro el cual vi en la librería Gandhi. ¿En qué me quedé?

¡Ah si!

Me gustó el ritmo trepidante y jactancioso de la película… a pesar del dolor en el mini homenaje a Leonard Nimoy. ¿Mi personaje favorito? En ésta saga remasterizada he de decir que me agrada sobre manera la manera en la cual ve la vida el Dr. McCoy, quien ahora, a fuerza de a fuerzas, es el mejor cuate de Spock y un poco menos de Kirk, quien a pesar de pasarse de pleitos a madrazos, nadie le ha enseñado a luchar bien a puño limpio. Pobre, se la pasa botando de aquí para allá.

Uhura… rara, no entiendo para dónde va el personaje, siempre encabronada por algo, hasta Spock soltó una sonrisita.

La película es una mega capítulo de la serie, justo lo que esperaba, nada nuevo; los protagonistas son los actores y los efectos majestuosos… las cosas en el espacio son como en Texas, grandes. Si bien decían las promociones que si puedes ve a ver la película en IMAX… yo (nosotros) nada más alcanzamos en 3D, subtitulada, al dos por uno, con lo cual si nos ahorramos una lanita.

Me gustó.. neta que me gustó… es palomera, divertida, no para la acción, pasa lo que tiene que pasar, nadie se sale de su cliché ni resulta pretensiosa en ningín sentido. Quien me conoce sabe que soy Mega Ultra Fan de Star Wars, pero viendo Rebels, la saga de Anakin y recientemente El despertar de la Fuerza, La Guerra de las Galaxias ya no es lo que era… Star Trek si lo es… reí, me asombré, me entristecí (por lo de Chekov), volví a asombrarme y volví a reír. Tiene ese toque Simon Pegg por todas partes, como dijera Kirk “Good choice”.

Si yo fuera Dora la Exploradora y me preguntasen mi parte favorita:

- La música, la cual resulta ser para ese entonces Clasica.
- El tamaño de las cosas en pantalla, no todo es close up.
- El desarrollo de las nuevas interacciones entre la tripulación.
- … y que tiene chingos de errores pero les vale madre y la historia hace que se te olviden.

Les digo… me gustó.

P.D.

Sr. Nimoy… Larga vida en donde quiera que esté… (y prosperidad).



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada