¿Quién inventó la caja registradora?

Más que organizar la contabilidad, la primera función de la registradora fue evitar que los empleados robaran las ganancias del local. En 1879, James Ritty, propietario de una taberna en Dayton, Ohio (EE. UU.), decidió crear un sistema de contabilidad más fiable que el de dejar notas manuscritas en la caja, habitual en su época. Para ello, patentó el "cajero incorruptible", que indicaba el final de cada transacción con un timbrazo y mostraba el valor en una pantalla. Además, punzaba unas fichas de papel con una columna para dólares y otra para centavos, que permitían al propietario sumar la cantidad vendida al final del día. En 1884, John Patterson compró la patente y fundó la National Cash Register Company, que, con un marketing innovador, extendió el invento por todo el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada