martes, 17 de enero de 2017

¿Por qué es tan famosa la vainilla de Papantla?

En primer lugar, porque la orquídea que la produce es originaria de la zona comprendida en ese municipio de Veracruz, donde coinciden el clima, la altitud, la temperatura y la polinización por la abeja mexicana Melipona beechi. En segundo, porque la que se produce en otros países del mundo (después de la conquista de México) no tiene las mismas cualidades de aroma y sabor, que se explican por la combinación de la vainillina (2% de la fórmula) con 500 diversas sustancias como alcoholes, aldehídos, ésteres y oleorresinas. Los extractos comunes que se venden en los autoservicios no son genuina vainilla, sino sucedáneos sintéticos elaborados con coniferina, una resina que se obtiene a partir de las coníferas.

¿Hay caramelos con insectos comestibles?

Sí. La compañía estadounidense Hotlix produce una variedad de golosinas que incluyen insectos mexicanos: paletas de caramelo con un gusano en el interior, dulces con grillos o chapulines, bolsas de gusanos sazonados (sabor a salsa barbecue, queso Cheddar y picante), chapulines tostados con distintos condimentos, palanquetas de hormigas y diferentes criaturas (chapulines, hormigas y gusanos) cubiertas con chocolate blanco o común. También elaboran golosinas con forma de mariposa en cuyo interior se encuentran diferentes insectos y flores comestibles. Uno de sus productos más populares, sin embargo, no lleva insectos: se trata de paletas con pequeños escorpiones en su interior.