Buscar este blog

¿Las redes sociales pueden transformar nuestro cerebro?

La ciencia afirma que sí, ya que desde que las nuevas tecnologías llegaron al ser humano los procesos mentales habituales se han alterado. Antes, el proceso de información en nuestro cerebro era lineal, y actualmente es paralelo. "Hoy se pueden tener varias conversaciones en tiempo real a través de las redes sociales; sin embargo, hemos perdido la capacidad de recordar el número de teléfono de nuestra casa': dice Antonio Rodríguez, del Instituto Mexicano de Neurociencias. Al enfocarse en un ideal, una persona pone en marcha una reacción en cadena que recorre el cerebro: la atención comienza en los lóbulos frontales de la corteza cerebral; luego, hace que las neuronas de la corteza envíen señales a las del cerebro medio para que produzcan dopamina y esta se canalice en la sinapsis del hipocampo, donde arranca la consolidación de la memoria explícita.

En cambio, al atender varios mensajes a la vez -como en las redes sociales-, se sobrecarga la memoria de trabajo y eso provoca que sea más difícil que los lóbulos frontales concentren la atención en una sola cosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario