¿Por qué cada año se hace una nueva veréis de la vacuna contra la influenza?

Porque los virus cambian, están en una continua mutación. La gran mayoría de las mutaciones de los virus no tienen futuro, pero hay algunas que sí lo tienen y logran producir una descendencia más ventajosa que la anterior. El virus de la gripa es un especialista en mutar. Cuando hay una nueva generación de virus, estos tienen proteínas que cambiaron ligeramente respecto a las de sus progenitores. Entonces, la vacuna que se tenía para la generación anterior ya no reconoce a las nuevas proteínas y, por tanto, deja de ser efectiva, explica Rubén G. Contreras, investigador del Departamento de Fisiología, Biofísica y Neurociencias del Cinvestav.

Lo que se hace es tomar el nuevo virus y desarrollar una nueva vacuna, la cual va a funcionar para esa cepa de virus. "La nueva generación de virus va a tener otro cambio en sus proteínas, por lo que se tendrá que hacer una nueva vacuna y así sucesivamente. Es una guerra continua". Para estar preparados en esta guerra contra los virus de la influenza, se han creado laboratorios que pueden producir vacunas muy rápido. Por ejemplo, la vacuna para el virus de la influenza H1N1, que azotó a México en 2009, tardó menos de un año en fabricarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario