¿Se puede cambiar el color de la piel?

Lo primero que es preciso saber es que el color de la piel está determinado por varios factores y su principal contenido es la melanina, un pigmento natural creado por células especiales llamadas melanocitos que viven en la base de la epidermis. La melanina producida sirve, fundamentalmente, para proteger las capas internas de la piel de la radiación ultravioleta, sobre todo de la llamada ultravioleta B, también conocida como radiación UVB.

Contrario a lo que se podría pensar, argumenta la doctora Minerva Gómez, presidenta de la Fundación Mexicana para la Dermatología, "la cantidad de melanocitos es la misma en todos los seres humanos: una persona muy morena y una persona blanca tienen el mismo número de melanocitos, pero la cantidad de melanina producida es regulada por nuestro genoma". El siguiente factor, de acuerdo con los datos proporcionados por la doctora Gómez, son los capilares que irrigan la epidermis, y que se ponen de manifiesto cuando nos sonrojamos; hay personas muy pálidas que tienen un tono rosado o incluso rojizo en la piel debido a la visibilidad de los capilares.

El tercer hecho que determina el color de la piel es la presencia de sustancias como la bilirrubina (responsable de un tono amarillo) o del caroteno, sustancia presente en las zanahorias. Finalmente, el grosor de la piel influye en su coloración: la de las palmas de manos y pies es más clara que el resto.

De aquí que es imposible que funcionen las cremas u otras sustancias creadas para, supuestamente, aclarar la piel. "La melanina no reacciona ante sustancias aclarantes, además de que se encuentra demasiado profunda dentro de la piel como para que dichas sustancias puedan afectarla". En cuanto al oscurecimiento de la piel, la exposición a los rayos ultravioleta estimula a los melanocitos a producir más melanina; sin embargo, los efectos son temporales y, con el paso de algunas semanas, la piel regresará invariablemente al color determinado por los genes de cada individuo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario