Ir al contenido principal

Entradas

50 things a man should know how to do

 50 Change a tire  Nothing is more unmanly than having to call AAA or one of your buddies to change your tire. Assuming you have all the right tools and a semi-functional brain, the job should take no more than 10 minutes. Just a friendly reminder though, be sure to cover up the plumbers butt for all the bystanders. 49 Use a charcoal grill  Any idiot can turn on a knob on a propane tank and adjust the heat on a gas grill. But there are many times, especially in the great outdoors, when you aren’t afforded that luxury. Charcoal grilling has become a lost art and frankly, as a fat man myself, I find the food tastes much better. It takes some patience to wait for the coals to turn gray, but the reward more often times than not, is a perfectly cooked piece of meat. 48 Bong a beer  We’re certainly not asking that you relive your college days or go Old Schoolon the masses. Nevertheless, at a tailgate with your buddies, when that beer bong makes an appearance, go Frank the Tank on it. “It jus

20 cosas que nos hinchan de los hombres I

Tomado del Blog Bestiaria. 1. Que nos obliguen a repetir lo mismo veinte veces seguidas. 2. Que no encuentren nada, a pesar de que esté delante de sus narices. 3. Que no escuchen lo que estamos diciendo. 4. Que busquen las cosas con desgano, mirando hacia cualquier lado. 5. Que se crean los dueños del control remoto y los guardianes de todos los aparatos tecnológicos de la casa. 6. Que nos traten como a un hermano: nos tiren al agua, nos salpiquen, nos aplasten, nos despeinen, nos hagan cosquillas. 7. Que mojen todo el piso cuando se bañan. 8. Que no se fijen en los detalles y les de lo mismo comer de la fuente, con o sin individual, en una taza que ya usaron esa mañana. 9. Que nos digan “tranquilízate” o “relájate” cuando estamos gritando. 10. Que digan “ya voy” cuando tienen que sacar la basura, atender el teléfono, lavar los platos, cambiar los pañales. 11. Que nos pregunten “si nos está por venir” cada vez que estamos sensibles. 12. Que piensen que todos los hombres con los que hab

¿Alguna vez has tenido algo muy importante para ti pero no sabias que era impórtate para ti?

 Tercer video de mi ahijada, Naime PM... véanlo. 

¿Escribiendo a la defensiva?

Hay dos formas de escribir, dos formas de jugar y dos formas de vivir. Cuando juegas a la ofensiva exhibes tus talentos, tu creatividad, la originalidad de tu corazón. Escribir y jugar a la defensiva es necesario, pero no requiere inspiración, sino disciplina, perseverancia, voluntad y constancia. Siempre me ha gustado jugar a la ofensiva, pero admitámoslo: hay días en que uno no las tiene todas consigo, en que las musas se han ido de vacaciones y no es posible sacar del pozo de la inteligencia nada que suene limpio, recién creado. Brotan de nuestros dedos únicamente frases hechas e insustanciales, pero as ahí donde el valor aflora y donde podemos realizar un buen trabajo que si no ha de traernos orgullo y tantas satisfacciones, al menos nos hará sentir íntegros. Por eso es importante escribir cada día: nunca se sabe cuándo se producirá esa frase irrepetible.

Mitología Personal

Siempre he sostenido que la memoria es la peor de las embusteras. No podemos confiar en ella ni un instante, sobre todo si se trata de un recuerdo importante: Lo evocamos tantas veces que acabamos deformándolo por completo. Es importante entender esto porque cuando convivimos con alguien, cuando interactuamos con otra persona, no lo hacemos solamente con el individuo actual, sino con la suma de sus recuerdos. Entender esta parte de un amigo, de un cliente o de nuestra pareja es tan importante como saber lo que le sucede ahora mismo, ya que nos permite entender cómo reaccionará ante un suceso específico. Nosotros, por supuesto, somos también susceptibles al mismo análisis, Es algo bueno (aunque a primera instancia dé algo de miedo) pues nos permite saber a quién tenemos enfrente, y viceversa. Sólo así puede darse la auténtica comunicación.
Las cosas más valiosas suelen brotar de los materiales más simples. ¿Cuanto valen los frescos de Miguel Ángel en la Capilla Sixtina? ¿Cuánto vale El Quijote? ¿Cuál es el valor de los Conciertos de Brandemburgo, de Bach? No es, pues, el material del que están hechas las cosas lo que les otorga su valor, sino el talento de quien las generó, o su rareza si pensamos en otro tipo de objetos, como el diamante más grande del mundo. Sin embargo, y con unas pocas excepciones, es el genio del creador usando elementos comunes como lápiz y papel o lienzo y pintura o cincel y martillo (por mencionar algunos) quienes han producido los portentos que enorgullecen a la humanidad entera. En este mismo momento alguien podría estar haciendo historia sin gastar más que unos cuantos centavos, como cuando Einstein concibió la teoría de la relatividad usando algunas libretas y un par de lápices.

¿Cómo escribir un blog?

A lo largo del tiempo, ya sea directamente en los comentarios o mediante e-mail, los lectores de me han preguntado cómo escribir un blog. No puedo decirles cómo escribir su propio blog, pero sí cómo escribo mi blog. Soy de los que están chapados a a antigua: Escribo las entradas en papel con una pluma fuente Montblanc Meisterstuck y tinta negra o color sepia (o con un lápiz, tampoco soy tan exigente). Uso libretas de taquigrafía y luego reviso, tacho y, ocasionalmente, reescribo todo de nuevo. Luego paso todo a mi laptop (una sencilla Asus) donde tengo instalado Windows Live Writer. Corrijo de nuevo, releo, añado imágenes o videos, vuelvo a revisar y le doy click al botón de publicar. Uno pensaría que con tantas revisiones el producto debería ser de calidad y aún así con gran frecuencia cometo graves errores o resulta un texto sin pies ni cabeza. Pero pongo gran empeño en cada entrada, de eso pueden estar seguros.