Pequeños grandes secretos de la cocina

Las mejores mentes culinarias saben que los trucos sencillos logran comidas mágicas. A continuación te presento los consejos de reconocidos chefs  y especialistas gastronómicos que te ayudarán a preparar platillos gourmet con el mínimo esfuerzo.
  • No satures la sartén.  Al sobrecargarla baja la  temperatura y los alimentos se cuecen al vapor en vez de caramelizarse.
  • ¿Demasiada sal?  Usa un chorrito de vinagre para contrarrestar la acidez y lo salado al mismo tiempo.
  • Nunca tires las verduras marchitas.  Por el contrario, puedes preparar algo delicioso.  Utiliza porciones pequeñas de cebolla, papa, y otros vegetales marchitos y mézclalas con caldo de pollo o res para hacer una sopa.
  • Reposar quiere decir reposar.  Si le metes el cuchillo a la carne justo después de haberla cocinado desperdiciarás su jugo.  Para lograr una carne tierna y deliciosa, déjala reposar según el tipo: pechuga de pollo a la parrilla (cinco minutos), filete de res (ocho minutos), piezas rostizadas (15-20 minutos.)
  • No metas los jitomates al refrigerador. Tampoco los duraznos, papas, cebollas o ajo porque la temperatura baja daña su textura y sabor.  Mejor déjalos en un lugar fresco y seco.
  • Cuece la coliflor en leche.  De esta manera evitas su decoloración, pues cocerla en agua la torna gris.  Esto también funciona con otros vegetales blancos.
  • No escurras el espagueti en un colador.  Mejor, álzalo de la olla con las pinzas e incorpóralo directo con la salsa.  El agua que le queda permite una mejor combinación con la crema o el jitomate, lo que le dará una consistencia más suave y cremosa.
  • Realiza tus compras los miércoles. Sólo 11% de la gente compra comida a media semana y apenas 4% la hace después de las nueve de la noche, lo cual significa que ése es el tiempo indicado para escoger mejores productos.
  • El agua fría rejuvenece  las verduras marchitas.  Las plantas languidecen por la pérdida de agua, pero si las sumerges en agua helada, ésta penetra las membranas y les da una consistencia crujiente.
  • Antes de  preparar la carne, guárdala en una bolsa de plástico sellada…y sumérgela en agua tibia durante media hora.  Al elevar su temperatura su cocción quedará más pareja.
  • Antes de cocinar lentejas y frijoles mételo en agua mineral.  Estos los suavizará y abrirá los pros de esas semillas mucho mejor que el agua de la llave  permitirá una cocción más pareja así como menos rupturas.
  • Golpea levemente el pescado y  la carne preparada antes de prepararlo. La humedad de la superficie crea vapor cuando entra en contacto con la sartén caliente, por lo que la proteína suda en lugar de dorarse.
  • El plátano suaviza el aguacate.  Si estos frutos están demasiado duros, colócalos dentro de una bolsa de plátanos, pues emiten gas etileno el cual ayuda al proceso de maduración.
  • Caliente los cítricos.  Antes de cortarlo mételos 15 segundos al microondas, al exprimirlo obtendrás el doble de jugo.
  • Después de preparar pescado, frota tus manos con limón.  Es la forma más efectiva de quitarte el olor, mejor que cualquier detergente.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cómo leer las líneas de la mano