¿Quién le puso nombre a las campanas?

O por qué se llama campana a la campana.

Apartir del siglo IX, cada iglesia, cada monasterio, cada abadía fue adquiriendo poco a poco el hábito de anunciar al mundo circundante las horas canónicas gracias a sus campanas. La Campana dicta el nuevo Tiempo de Dios. Desaparecen poco a poco las referencias al sistema del horario romano, para no dejar subsistir sino a las horas canónicas, precisas, regulares, cómodas.
La influencia de las campanas sobre el ritmo urbano y rural es enorme. La etimología que propone Jean de Garlande a principios del siglo XIII, por otra parte, muestra bien la importancia de las campanas en la vida diaria de las poblaciones medievales: "las campanas (campane), escribe, se llaman así por causa de los campesinos que habitan el campo (campo) y que no saben estimar las horas sino por el sonido de las campanas".

Fuente: Jacques Attali, Historias del tiempo (trad. José Barrales Valladares), Fondo de Cultura Económica, México, 1985, 1a reimpresión, 2001

Comentarios

Lo más visto en la semana.

Cómo leer las líneas de la mano

¿Por qué algunas personas flotan y otras no?