Ni todas las carreteras llevan a Acapulco...

Ni todas las religiones te llevan al cielo.

Ni todas las carreteras llevan a Acapulco

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cómo leer las líneas de la mano