Pequeño poema infinito

Nunca es mañana.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cómo leer las líneas de la mano