Ir al contenido principal

¿Duermen los peces?

Sí, sólo que lo hacen de manera muy distinta a nosotros. Como carecen de párpados, duermen con los ojos abiertos y permanecen en un estado de semiconciencia. En cambio, los mamíferos perdemos la noción de lo que pasa a nuestro alrededor mientras dormimos. Por lo general podemos saber si un pez está dormido porque se mueve menos, adquiere una postura distinta a la habitual o reduce su respuesta a los estímulos externos, aunque cada especie tiene su propia manera de hacerlo. Los tiburones, por ejemplo, deben seguir nadando mientras duermen para poder respirar, y el pez loro se envuelve en un capullo transparente hecho con una mucosa que segrega de su cabeza. ¡Es como si usara pijama o saco de dormir!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mapa de la República Mexicana con nombres y división política

Haz click sobre la imagen para descargar el mapa en un tamaño mayor. Mexicana con nombres y división política ¿Necesitas algún material escolar? No dudes en pedirlo en el cuadro en la parte inferior. 

Mapamundi con división política con nombres

Mapamundi con división política con nombres

Cómo leer las líneas de la mano

Primero identifica las líneas: 1 – Vida, 2 – Cabeza, 3 – Corazón, 4 – Cinturón de venus, 5 – Del Sol, 6 – De Mercurio, 7 – Del destino. Cómo leer las líneas de la mano Aunque no se ha determinado el origen de la quiromancia (lectura de manos), se cree que se practica en la India y China desde el año 3000 a.C. Considerada una pseudociencia por carecer de un método que compruebe sus resultados es, sin embargo, uno de los métodos adivinatorios más populares. Éste lo lleva a cabo un quiromántico, que 'analiza' ambas palmas de las manos, tanto las líneas como los múltiples detalles que se hallan en esta área de piel. En las personas diestras, la mano izquierda corresponde a las predisposiciones heredadas (más no genéticas), y la derecha a todos aquellos rasgos únicos del individuo que permiten sugerir el futuro (en el caso de los zurdos es al revés). Aunque se ha relacionado la forma de la mano y la textura de las huellas digitales con algunos síndromes, no se ha compro