Ir al contenido principal

¿Los cacahuates japoneses se inventaron en Japón?

 No, fue en México (1945). Su creador fue Yoshigei Nakatani, quien concibió la idea de recubrir los cacahuates comunes con una capa crocante de harina condimentada con diversos ingredientes, en especial salsa de soya. De 1950 a 1975 sus principales clientes fueron mayoristas de La Merced y la Central de Abasto, que los popularizaron entre el público. Lo que inició como un pequeño taller familiar creció y se convirtió en la empresa Nipón. Sin embargo, sus inventores jamás se preocuparon por patentar la receta o el procedimiento para hacerla, razón que provocó que otras compañías dedicadas a las botanas lanzaran sus versiones con otros ingredientes.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mapa de la República Mexicana con nombres y división política

Haz click sobre la imagen para descargar el mapa en un tamaño mayor. Mexicana con nombres y división política ¿Necesitas algún material escolar? No dudes en pedirlo en el cuadro en la parte inferior. 

Mapamundi con división política con nombres

Mapamundi con división política con nombres

Cómo leer las líneas de la mano

Primero identifica las líneas: 1 – Vida, 2 – Cabeza, 3 – Corazón, 4 – Cinturón de venus, 5 – Del Sol, 6 – De Mercurio, 7 – Del destino. Cómo leer las líneas de la mano Aunque no se ha determinado el origen de la quiromancia (lectura de manos), se cree que se practica en la India y China desde el año 3000 a.C. Considerada una pseudociencia por carecer de un método que compruebe sus resultados es, sin embargo, uno de los métodos adivinatorios más populares. Éste lo lleva a cabo un quiromántico, que 'analiza' ambas palmas de las manos, tanto las líneas como los múltiples detalles que se hallan en esta área de piel. En las personas diestras, la mano izquierda corresponde a las predisposiciones heredadas (más no genéticas), y la derecha a todos aquellos rasgos únicos del individuo que permiten sugerir el futuro (en el caso de los zurdos es al revés). Aunque se ha relacionado la forma de la mano y la textura de las huellas digitales con algunos síndromes, no se ha compro