Buscar este blog

Las cosas más valiosas suelen brotar de los materiales más simples

Las cosas más valiosas suelen brotar de los materiales más simples. ¿Cuánto valen los frescos de Miguel Ángel en la Capilla Sixtina? ¿Cuánto vale El Quijote? ¿Cuál es el valor de los Conciertos de Brandemburgo, de Bach?

No es, pues, el material del que están hechas las cosas lo que les otorga su valor, sino el talento de quien las generó, o su rareza si pensamos en otro tipo de objetos, como el diamante más grande del mundo.

Sin embargo, y con unas pocas excepciones, es el genio del creador usando elementos comunes como lápiz y papel o lienzo y pintura o cincel y martillo (por mencionar algunos) quienes han producido los portentos que enorgullecen a la humanidad entera.

En este mismo momento alguien podría estar haciendo historia sin gastar más que unos cuantos centavos, como cuando Einstein concibió la teoría de la relatividad usando algunas libretas y un par de lápices.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre leo lo que me envían... de antemano te agradezco tu comentario. :D

Podcast de Pulso Digital

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *