Ir al contenido principal

Puedo explicarlo todo, por Xavier Velasco

Al fin he terminado de leer Puedo explicarlo todo, de Xavier Velasco, y es que no es una novela corta sino que se extiende a lo largo de 678 agónicas páginas (sí, dije agónicas).

Desde que salió el libro tuve la impresión, la sospecha (o llamémosle intuición) de que iba a ser una continuación pobremente disfrazada de “Este que ves”, que ya he reseñado aquí y que no me gustó en absoluto porque representó la destrucción de casi todo lo que me agradaba de este escritor. Una abducción extraterrestre lo explicaría todo satisfactoriamente (como diría el título de la novela), pero hoy no me encuentro de humor para hacerla de Moulder, querida Scully. Me resistí mucho tiempo a comprar Puedo explicarlo todo porque el precio era brutal hasta que me animé porque lo encontré muy barato en una tienda online de ebooks en un bundle con La edad de la punzada, que aún no comienzo a leer porque primero tengo que desintoxicarme un poco y perdonar —aunque sea de refilón— a Velasco por haberse acabado una fracción de mi vista antes de comenzar a leer (así de valiente soy) la más reciente recreación de este autor tan talentoso que no está a la altura del que una vez fue y a quien ya no le creo ni jota.

Y, en efecto, damas y caballeros, el mencionado libro retoma al detestable niño de “Este que ves” pero ya crecido. Y, claro, con tales antecedentes tenía que convertirse en un sociópata embustero con prejuicios de puberto, un criminal pero con conciencia, tímido y arrojado, abierto y mojigato…, de esos malos buenos que no se deciden por un camino o por otro (de los que no existen, pues). Y lo más chistoso es que se alía con una chiquilla de nueve años que podría, si se dieran las condiciones propicias, ser la versión infantil de Violeta, pero acá se llama Dalila y domina completamente a Joaquín (el personaje principal) convirtiéndolo en un lacayo descerebrado, autoflagelante y pusilánime porque el masoquismo se le da de miedo y tiene tales afanes autodestructivos que deben tener un sustrato real porque nadie puede inventárselos de la nada.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mapa de la República Mexicana con nombres y división política

Haz click sobre la imagen para descargar el mapa en un tamaño mayor. Mexicana con nombres y división política ¿Necesitas algún material escolar? No dudes en pedirlo en el cuadro en la parte inferior. 

Mapamundi con división política con nombres

Mapamundi con división política con nombres

Cómo leer las líneas de la mano

Primero identifica las líneas: 1 – Vida, 2 – Cabeza, 3 – Corazón, 4 – Cinturón de venus, 5 – Del Sol, 6 – De Mercurio, 7 – Del destino. Cómo leer las líneas de la mano Aunque no se ha determinado el origen de la quiromancia (lectura de manos), se cree que se practica en la India y China desde el año 3000 a.C. Considerada una pseudociencia por carecer de un método que compruebe sus resultados es, sin embargo, uno de los métodos adivinatorios más populares. Éste lo lleva a cabo un quiromántico, que 'analiza' ambas palmas de las manos, tanto las líneas como los múltiples detalles que se hallan en esta área de piel. En las personas diestras, la mano izquierda corresponde a las predisposiciones heredadas (más no genéticas), y la derecha a todos aquellos rasgos únicos del individuo que permiten sugerir el futuro (en el caso de los zurdos es al revés). Aunque se ha relacionado la forma de la mano y la textura de las huellas digitales con algunos síndromes, no se ha compro